Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


Vivir en Emerita Augusta nos traslada a la Mérida del siglo II d.C.,
era, por entonces capital de la provincia romana de la Lusitania.
Mérida contaba con dos foros, termas, templos, un teatro, un
anfiteatro y un circo con capacidad para 30.000 espectadores, además
de alcantarillado, acueductos, puentes, calzadas y otras grandes obras
de ingeniería. Por todo ello se convirtió en una de las ciudades más
importantes del Imperio romano. Detrás de esta impresionante puesta en
escena, muchos de cuyos monumentos podemos visitar en la actualidad,
estaba el día a día de sus habitantes, sus trabajos, costumbres,
vestimentas, alimentación, su manera de medir distancias, de
protegerse del calor, de contar las horas o de organizar el
calendario. A lo largo de estas páginas nos adentraremos en su vida
cotidiana.