Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


En 1561, Felipe II decidió levantar un monasterio dedicado a perpetuar
la memoria de su dinastía. Para ello eligió un lugar tan recóndito y
desconocido que, a pesar de pertenecer al juzgado de Segovia, los
escribanos y alguaciles de esta ciudad castellana no tenían noticia
del nombre de esa aldea perdida de El Escorial, a una distancia
equidistante de Madrid, Avila y Segovia.

Este libro propone un viaje en el tiempo al siglo xvi y a la
construcción del real monasterio de la orden jerónima. En sus páginas
descubriremos la razón del lugar elegido, cómo se vivía allí durante
los años que duró su construcción, cómo trabajaban arquitectos,
artesanos y artistas, cuánto costó la magna obra, cómo vestían nobles
y plebeyos, qué comían, cómo se divertían... Y cómo vivió y murió allí
el monarca más poderoso de su época.