Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


El «vigilante número 155» es un hombre de mediana edad destinado a una
inhóspita cabaña solitaria, en las orillas de un fiordo noruego, con
la misión de alertar de la presencia de terroristas en la zona, por lo
que debe permanecer día y noche ojo avizor. Esa situación de
pesadilla, íntimamente relacionada con el enloquecedor sentimiento de
culpa que asedia a un funcionario de prisiones, conforma la atmósfera
claustrofóbica del relato que da título a este excepcional libro de
cuentos. Y algo de esa angustia provocada por el terrorismo se
reconoce también en «Chavales con gorra», donde el miedo empuja a un
matrimonio a huir de ciudad en ciudad, o, ya en su máxima expresión,
en «Carne rota», un mosaico impactante a partir de las vivencias de
varios personajes en la tragedia del 11-M. Otras conmociones más
íntimas se recrean en la historia del adolescente que descubre la
catadura moral de su padre durante unas vacaciones; en el personaje
que se encuentra cada día con el dolor de una mujer que llora en una
estación de metro, o en el que asiste a su propia muerte.