Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


Los poemas de La velocidad del mundo recorren casi en sigilo, de la
mano de la autora, el paisaje físico y sentimental de la Tierra.
Engarzados al espíritu de los fenómenos naturales -la luz, la lluvia,
el viento, ¿el amor?...-, tratan de apresar el momentum del sencillo,
fugaz y precioso viaje de la vida en cada verso. No pretenden
construir imágenes bellas, sino formar parte de la terrible belleza
del mundo, de su alegría y su oscuridad. Al igual que en la poesía
china clásica, el poema encuentra su camino invisible hecho de
palabras; palabras que no son sólo artifi cio, sino que desean
suceder, como otras piezas más de la Naturaleza. Así, el orden del
Universo tiene también su refl ejo en el poema. Y el poema se asemeja
al "árbol que da sus frutos sin pensar", como diría Roberto Curto. No
se trata aquí de describir al mundo, ni de representarlo, sino de
"ser" una pequeña porción de él: de su equilibrio, su armonía, su
velocidad o su fuerza. Pues las palabras, como los árboles, también
pertenecen por derecho propio al aliento de la vida.

Otros libros del autor

NO ME LLAMES AMOR

No disponible.
Consultar disponibilidad


añadir a
favoritos
añadir a
la cesta
LOS ESTADOS CARENCIALES

No disponible.
Consultar disponibilidad


añadir a
favoritos
añadir a
la cesta
LA CIUDAD DEL DIABLO

No disponible.
Consultar disponibilidad


añadir a
favoritos
añadir a
la cesta