Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


La historia de nuestros deportados, sus verdugos y sus cómplices.
Un libro único cuando se cumple el setenta aniversario de la
liberación de los campos nazis.
«Tenía que intentar contar nueve mil historias, una por cada uno de
los españoles y españolas que pasaron por los campos de concentración
nazis. Sentía la necesidad de reflejar sus anhelos, viajar con ellos
en esos fatídicos trenes de la muerte, acercarme a su sufrimiento en
los campos, a la solidaridad en que se apoyaron para tratar de
sobrevivir, a su alegría durante la liberación y a su frustración ante
la imposibilidad de volver a su patria. Para ello visité a los pocos
supervivientes que aún pueden hablar en primera persona. Conocerles ha
sido uno de los mayores privilegios que me ha dado la vida.
No es un libro fácil, nunca pretendió serlo, pero espero que resulte
útil ya que la historia de nuestros deportados no tiene fecha de
caducidad. La intolerancia, el racismo, el populismo, las traiciones
que sufrieron, los pactos que hicieron sus verdugos, la pasividad de
«los hombres buenos»… casi todo lo ocurrido se puede extrapolar
hasta nuestros días. En este caso, quizás más que en ningún otro,
mirar hacia el pasado es la mejor forma de comprender el presente y de
prever nuestro futuro.»áCarlos Hernández de Miguel
En este libro se habla de víctimas y de verdugos. Los últimos
españoles supervivientes de los campos de exterminio nazis nos
recuerdan su sufrimiento y la forma en que perdieron a miles de
compañeros a manos de los siniestros miembros de las SS. Sus palabras
nos llevan a un mundo de torturas inimaginables, pero también de
dignidad, solidaridad y resistencia.
Esta es la historia de esos hombres y mujeres que sobrevivieron o
murieron entre las alambradas de Mauthausen, Buchenwald, Ravensbrück o
Dachau. Y es también la crónica periodística que denuncia a los
políticos, militares, empresarios y naciones que hicieron posible que
más de nueve mil españoles fueran deportados a los campos de la
muerte.
á
á
á