Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


La difusión del revolucionario "sistema" con que Stanislavsky
enriqueció el teatro del s. XX, ha sufrido una serie de
oscurecimientos que han dificultado su recta apreciación. Sólo pudo
supervisar en vida la primera parte de su libro El trabajo del actor
sobre sí mismo. La visión de su trabajo es incompleta sino se la
considera conjuntamente con El trabajo del actor sobre su papel.


La aproximación norteamericana tiene su fuente en un encuentro de
pocas semanas entre el mismo Stanislavsky y Stella Adler en un
momento en que las investigaciones del director ruso no habían
alcanzado el contraste a que las sometió más tarde. La mayor parte del
conocimiento que tenemos de Stanislavsky llega a España y
Latinoamérica a través de la versión estadounidense que soslaya la
enorme importancia del habla escénica reduciéndola a la mera
interioridad.


La prueba a que fue sometido el sistema por E. Vajtángov, V.
Meyerhold y M. Chéjov hizo revisar al gran maestro sus aproximaciones;
y así surge al final de su vida el sistema de las acciones físicas
donde la aceleración del proceso de construcción del personaje se
halla en la elucidación física de la acción, mucho más potente que la
elucidación psíquica a la que hasta entonces se había dado
preeminencia.





María Osipovna Knébel fue discípula directa de Stanislavsky, compañera
y amiga de E. Vajtángov y M. Chéjov, de quien editó su legado
fundamental, El arte del actor. El Oltimo Stanislavsky - el análisis
activo - es una extraordinaria herramienta empleada por muchos
directores de todo el mundo, que ya da sus frutos en los trabajos de
la Abadía y que en la práctica se convierte en una guía esencial para
el actor, un mapa para orientarse en el océano de palabras que es el
texto teatral.


De la misma autora, también en esta colección, La palabra en la
creación act

Otros libros del autor