Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


La horticultura siempre será una actividad mayoritariamente de
exterior, pero si escoges las plantas correctas y consigues crear un
entorno acogedor, puedes hacer crecer casi cualquier producto también
en el interior de tu casa. Las plantas aromáticas, los brotes y los
germinados son algunas de las más sencillas de sembrar y permiten, por
muy poco dinero, consumir vegetales de cosecha propia en tan sólo una
o dos semanas desde el día de la plantación. Si sigues los consejos
de Elizabeth Millard en este interesante libro, podrás plantar todo
tipo de frutas y verduras, como setas, lechuga y tomates, dentro de
casa en cualquier estación del año.