Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


El presente libro, coordinado por Santiago Reyna, profesor de la
Universidad Politécnica de Valencia, constituye, gracias a la
colaboración de numerosos investigadores y técnicos españoles y
extranjeros especializados en temas trufícolas, una amplia revisión de
los conocimientos actuales en el conjunto de materias relacionadas
con la truficultura. En total han colaborado 26 autores de 7 países,
pertenecientes a 15 universidades, centros de investigación o empresas
diferentes. La primera edición, ya agotada, fue galardonada en la
XXXVI edición del premio al mejor libro agrario de la Fira Agricola de
LLeida, único premio que se otorga para este tipo de publicaciones en
España. La Truficultura es un cultivo que no resulta familiar para la
mayor parte de los agricultores. En definitiva se trata de cultivar
un hongo asociado a las raíces de un árbol y por lo tanto se produce
una interrelación árbol-hogo-clima-suelo que se sale del ámbito de los
cultivos habituales. Por ello es básico conocer su proceso para
llevar a buen puerto un proyecto trufero. En el libro se exponen los
fundamentos técnicos y científicos con amplitud, procurando también un
lenguaje que, sin perder rigor, sea comprensible. Se describen todas
las técnicas para la realización de una plantación: elección de
terreno, especies, preparación, etc., así como técnicas posteriores de
cultivo. La viverística y las técnicas forestales son capítulos con
especial importancia. Se ha incluido la historia de ocho plantaciones
españolas contada por sus propios dueños. La truficultura en Francia e
Italia tienen sendos capítulos ya que son los países con más
tradición que en la truficultura. También se ha incluido una visión en
otros países como Hungría y zonas más lejanas donde la trufa es
introducida en ambientes muy diferentes como Chile, Nueva Zelanda o
Estados Unidos de América. No existe una sola truficultura por ello a
través de toda esta información el emprendedor trufero deberá escoger
las técnicas que más se acomoden a las condiciones ecológicas de su
plantación La trufa además de sus bien conocidos valores gastronómicos
y económicos posee un valor ecológico indiscutible. Utilizamos
árboles autóctonos de nuestros bosques, no se incorporan abonos
minerales ni pesticidas y se trata de un cultivo cuya sostenibilidad y
compatibilidad con la conservación ambiental es paradigmática, por
ello las Administraciones Públicas vienen apoyando el sector desde
hace años y es previsible que en el futuro mantengan este apoyo.2ª
Edición revisada y ampliada . Fotos color.