Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


El año 1935, el abogado barcelonés Manuel Bosch Barrett fue nombrado
presidente del Tribunal Mixto de las Nuevas Hébridas (actualmente,
Vanuatu), un remoto archipiélago del Pacífico Sur que por aquel
entonces se disputaban británicos y franceses. Con este insólito
encargo, Manuel Bosch abandonó Barcelona en febrero de 1936 para
emprender el largo y apasionante viaje que constituye el presente
relato. Hombre curioso por naturaleza, afrontó el reto con una ilusión
desbordante. Era tal mi euforia de saber mis horas europeas contadas,
que hubiera querido comunicársela al camarero que me servía, escribió
pocas horas antes de zarpar de Marsella en dirección a Oriente,
ansioso por conocer tierras lejana. A lo largo del libro se suceden
como un caleidoscopio multicolor las diversas escalas de su singladura
-Port Said, Djibouti, Ceilán, Singapur, Saigón Hong Kong, Cantón,
Macao, Java, Bali, Nueva Guinea, ... - antes de llegar a su destino
donde deberá ejercer su cargo de alto funcionario colonial, sin
olvidar su larga estancia en Tahití, que Bosch define como uno de los
pocos paraísos que quedan sobre la tierra. Tres años en las Nuevas
Hébridas posee la capacidad de trasladarnos al exotismo de Oriente, a
la sensualidad de los trópicos, al ritmo pausado de la Polinesia, un
mundo en transformación bajo el signo de un colonialismo que en los
años 30 parecía inmutable. Detalles observados, descritos y analizados
con un lúcido espíritu crítico que convierte la obra de Manuel Bosch
Barrett en un referente indiscutible de la literatura de viajes.