Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro
  • TRANSPARENCIA Y BUEN GOBIERNO
    COMENTARIOS A LA LEY 19/2013, DE 9 DE DICIEMBRE, DE TRANSPARENCIA

  • NUEZ SANCHEZ-CASCADO, ELISA DE LA
  • LA LEY
  • 2014
  • 01 ed.
  • Colección: CLAVES LA LEY

  • ISBN: 978-84-9020-328-6
  • EAN: 9788490203286

  • 528 páginas
  • TELA

  • TEMA: DERECHO CIVIL


  • No disponible.
    Consultar disponibilidad

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


En esta obra encontrará todas las claves jurídicas, pero también
políticas, para entender por qué es fundamental para el buen
funcionamiento de la democracia y de las instituciones españolas
avanzar hacia una cultura de la transparencia. La nueva Ley 19/2013,
de 9 de diciembre, de transparencia, derecho de acceso a la
información pública y buen gobierno, es sin duda un avance, pero puede
no resultar suficiente por sí sola. Los comentarios al texto de la
Ley van precedidos de una amplia introducción jurídico-política a
cargo de la coordinadora, Elisa de la Nuez, que pone de relieve, en el
contexto de la España de 2014, la utilidad de la transparencia como
herramienta para controlar al Poder y exigirle la imprescindible
rendición de cuentas, para luchar contra la corrupción y el
despilfarro y para permitir una participación más activa e informada
de la ciudadanía. En último término, también para luchar contra la
impunidad.
La Ley de Transparencia no es una ley cualquiera. Puede ser un
poderoso instrumento de transformación en manos de unos agentes
conscientes y responsables. Pero también puede quedar en papel mojado
haciendo que todo cambie para que todo siga igual. De los ciudadanos,
y sobre todo de los juristas que la apliquen -tanto en el sector
público como en el privado-, depende que no sea así y de que podamos
extraer todo su potencial, a la luz del Derecho comparado y muy
especialmente del Derecho europeo. Por todo ello, no estamos solo ante
un libro técnico de comentarios a la Ley, sino que se trata de un
auténtico ensayo sobre la situación político-institucional en España,
porque precisamente son nuestras instituciones, desde la Corona a los
partidos políticos pasando por las Administraciones Públicas, los
sujetos obligados por la nueva Ley en un contexto que se ha calificado
de «malestar en la democracia».