Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


Del prólogo de Xavier Domènech:





Federico Melchor fue un dirigente de las Juventudes Socialistas
Unificadas, fue también uno de aquellos militantes que impulsaron al
principal partido de la guerra en las condiciones más duras y que, con
el fin de la misma, tuvo que vivir los aciagos días del exilio y de
la reconstrucción de la razón democrática. Pero, más allá de todo eso,
fue una de esas personas que, como decía Giorgio Gaber: Era comunista
porque necesitaba impulsarse hacia alguna cosa nueva. Porque sentía
la necesidad de una moral diferente. Porque quizá sólo era una fuerza,
un vuelo, un sueño, una inquietud de cambiar las cosas, de cambiar la
vida. Sí, alguien era comunista porque, junto a esta inquietud, cada
uno era más...más de sí mismo. Era como dos personas en una. De una
parte la persona cansada de la cotidianidad y, de la otra, la persona
que tenía el sentido de pertenencia a una raza que quería alzar el
vuelo para cambiar verdaderamente la vida. Aún era, de todas formas,
algo más. Perteneció a la generación del 36. Una de las generaciones
más extraordinarias de este país, con la que tenemos una deuda
eternamente pendiente. Aquella que abandonó sus sueños individuales
para fundirse, desde su juventud, en los colectivos. Aquella que, como
relataba Rosa Luxemburg, en una carta escrita desde prisión en los
momentos iniciales de esta tradición: Necesito, por consiguiente,
tener a alguien que me crea cuando digo que sólo por error danzo en el
torbellino de la historia mundial. Y es que efectivamente Federico
Melchor fue uno de esos militantes a los que su deseo de cambiar la
vida de los demás cambió también completamente la suya.





Federico Melchor (Madrid, 1915). Desde muy joven frecuenta la Casa del
Pueblo. Milita en la Juventud y el Partido Socialista. Redactor del
semanario Renovación. Secretario de la J.S. de Madrid.


Miembro de la Ejecutiva Nacional de la J.S. Redactor de Claridad.
Contribuye a la unidad de las Juventudes socialistas y comunistas.
Miembro de la Comisión Ejecutiva de la Juventud Socialista Unificada.
Capitán del Batallón Octubre. Delegado de las Fuerzas de Seguridad en
la Junta de Defensa de Madrid. Pasó del PSOE al PCE.


Director general de la Subsecretaría de Estado para la Información
propaganda del gobierno de Negrín. Secretario de Milicias de la JSU.
Colabora en el diario Ahora. Director del diario Trincheras. Exiliado
en París, edita Juventud, de la JSU. Al comienzo de la segunda Guerra
Mundial es expulsado de Francia. Embarca hacia México. Redactor de
España Popular y del Boletín de Información Sindical de UGT. Director
de Juventud de España de la JSU en México. Tras el final de la segunda
Guerra Mundial vuelve a Europa y se incorpora a la dirección de la
JSU.


Redactor de Radio España Independiente en Bucarest. En París, de
nuevo, dirige una oficina de información del PCE y el semanario
Información Española. Director de Mundo Obrero en la clandestinidad en
París y en la transición en Madrid. Director de Mundo Obrero diario.
Responsable de la política nacional de la revista semanal Ahora. Muere
en Madrid el 11 de septiembre de 1985 a los 70 años.