Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


El spanglish es un tema que no deja indiferente a nadie. Muchos
latinos de EE. UU. lo consideran como su verdadero signo de identidad
y lo practican profusamente en situaciones que van desde la obligación
del primer contacto con el inglés de los inmigrantes recién llegados
al país hasta la devoción de los hispanounidenses cultos de segunda y
tercera generación, que son bilingües perfectos y lo conciben como un
juego lingüístico lúdico y creativo. La valoración del spanglish es
tributaria de las muestras de las que se parte: si de las primeras,
cercanas a un pidgin, será inevitablemente negativa; si de las
segundas, notablemente positiva; en medio queda amplio lugar para las
polémicas que alimentan una bibliografía creciente. El autor,
catedrático de Lingüística General de la Universidad de Valencia
(España), no desea terciar en estas polémicas. Como teórico, piensa
que, antes que nada, es necesario situar el spanglish en el marco de
variación dialectal de la lengua española, puesto que sus practicantes
(que no hablantes, porque todos son bilingües inglésespañol) lo
sienten como español, lo practican desde su conciencia hispanohablante
y, en definitiva, son tan dignos hispanohablantes como todos los
demás. Sin embargo se trata de un dialecto muy especial, más
psicológico que propiamente espacial, social o discursivo. De ahí que
en este libro se ensayen los métodos formales más modernos de que
dispone la lingüística para hacer justicia al spanglish y a la vez al
español culto, que es su referencia normativa inexcusable.