Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


La afición de la señora Carnochan por la botánica se patentiza en el
interés por dar a conocer las plantas más singulares de Canarias,
tanto endémicas como introducidas. La autora no escapa a la nostalgia
al rememorar cómo han cambiado la vida cotidiana y las costumbres
locales en el primer cuarto del siglo XIX; aunque reconoce que la
aparición del automóvil, «signo del progreso», facilita la visita de
parajes naturales de la isla.
Constanza Carnochan hizo del Valle de La Orotava su hogar, su amor por
la naturaleza canaria y la defensa del monte fue una constante en su
vida. Su labor como promotora del turismo, dando a conocer a la
sociedad inglesa las ventajas de Tenerife como destino turístico y de
descanso, también resulta digna de encomio. En reconocimiento a esta
tarea se edita ahora por primera vez en castellano su Tenerife y
algunos de sus atractivos.