Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


Desde el 1 de julio de 2009, todos los consumidores españoles de
energía eléctrica, independientemente de la finalidad a la que
destinen el consumo, la tensión a la que reciban el suministro o el
lugar en el que se encuentren, están en mercado libre.Esto quiere
decir que tienen la posibilidad de elegir suministrador, pactando con
él los precios y condiciones en los que se prestará el servicio. Sin
embargo, los clientes de Baja Tensión con una potencia contratada
igual o inferior a 10 kW, tienen derecho al Suministro de Oltimo
Recurso (SUR) lo que les permite contratar la Tarifa de Oltimo Recurso
(TUR) a un precio fijado por el Gobierno.En consecuencia, los
clientes de Alta Tensión y los de Baja Tensión con más de 10 kW de
potencia contratada, tienen que contratar obligatoriamente en el
mercado libre, bien sea con una comercializadora o adquiriendo la
energía directamente en el mercado y contratando la tarifa de acceso,
mientras que los clientes de Baja Tensión con una potencia contratada
igual o inferior a 10 kW pueden elegir entre dos posibles formas de
contratar la energía eléctrica:La Tarifa de Oltimo Recurso con un
Comercializador de Oltimo Recurso.En mercado libre como el resto de
consumidores.Por lo tanto, además del precio de la energía y de otros
servicios relacionados que tienen un precio libre si se contratan en
mercado, hay dos conceptos que siguen siendo fijados por el Gobierno:
la Tarifa de Oltimo Recurso para los clientes que puedan acogerse a
ella y las Tarifas de acceso para todos los clientes.