Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


La palabraá«tacaño»áes voz propia de la Península Ibérica, se refiere
a una persona despreciable de muy baja condición, y también significó
bribón o pícaro.El refranero español abunda en referencias a la
condición de estas criaturas y alude a que son esclavas de su dinero,
tanto que no es fácil hallar un avaro que esté contento. A nadie le
gusta que le cuelguen el sambenito de «roñoso», y por ello se recurre
a todo tipo de eufemismos, incluido el adjetivo «austero».Pancracio
Celdránáha recopilado en este libro multitud de anécdotas
?sorprendentes unas, aleccionadoras otras y casi todas muy divertidas?
sobre este personaje arquetípico del que ha hablado una legión de
autores a lo largo de los siglos. Porque el agarrado, sufridor a la
vez las preocupaciones del rico y los tormentos del pobre, es fiel
reflejo de una de las constantes del hombre: el deseo de conservar a
ultranza sus bienes materiales. En el lado opuesto, y para compensar
tanta avaricia, se relatan las historias de los que disfrutan gastando
sin sentirse culpables, los generosos que con una mentalidad
hedonista prefieren disfrutar el hoy y el ahora, sin pararse en barras
ni temores sobre el futuro

Otros libros del autor