Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


¿Qué tienen en común los poemas de Baudelarie, Silvia Plath o Leonard
Cohen con los ahorcamientos para alcanzar el clímax durante la asfixia
autoerótica?
En un control rutinario en la carretera de entrada a Zaragoza, la
Policía detiene un vehículo sospechoso. En su interior encuentran
varios cerdos muertos y diversos instrumentos para desollarlos, algo
extraño, pero no especialmente preocupante... si no fuera porque en la
boca de uno de los animales aparece un dedo humano.
Laura Beltrán, la nueva subinspectora de la Brigada Provincial de
Homicidios, y su superior, Santiago Herrera, un veterano inspector, se
verán envueltos en un abanico de asesinatos que combinan el sadismo y
los enigmas de la psicopatía con las inquietudes propias del
comportamiento humano.
El sueño del depredador es una obra intensa y ágil, convincente hasta
en los pequeños detalles, con una trama que entrelaza a los poetas
malditos con el imaginario lovecraftiano, personajes extraños y
protagonistas afectados por
penitencias y contradicciones. Una obra que transmite la esencia del
verdadero ambiente policial más allá de los estereotipos, narrada con
una precisión y una veracidad que asustan.