Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


La socialdemocracia tiene historia. Pasado, presente y futuro. Hinca
sus raíces a finales del siglo XIX y expresa una rebelión contra las
injusticias y desigualdades desatadas por la revolución industrial en
toda Europa. Pero lo mejor de su balance y su experiencia se despliega
en la segunda mitad del siglo XX, aprendiendo las lecciones de la
Segunda Guerra Mundial. Sin renunciar a la acción ni al conflicto, la
vía socialdemócrata asume que el socialismo no procede tanto de las
barricadas o de la insurrección, sino de la acumulación de avances
asegurados por una legislación garante de la dignidad del trabajo,
derechos sociales, la intervención de los poderes públicos sobre los
mercados y la progresividad fiscal. Su razón de ser es la batalla por
la sostenibilidad de un modelo social fundado en un pacto solidario de
rentas y generaciones. Sin embargo, a fines del siglo XX, la caída
del muro de Berlín preludia una larga hegemonía conservadora con una
nueva derecha lanzada a un ajuste de cuentas contra ese pacto social
con que se ha identificado la construcción europea. En su defensa,
Juan F. López Aguilar construye un ensayo en el que analiza la
"crisis", refuta el "declive" de la socialdemocracia y apuesta por la
agenda política de su relanzamiento. Desde la convicción de que la
socialdemocracia tiene futuro en Europa y, sobre todo, de que sin
socialdemocracia no hay futuro para Europa.