Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


Lo que define a la socialdemocracia como propuesta política en la
actualidad no son los orígenes obreros de los partidos, sino la
defensa de un modelo de sociedad, aunque no se pueda ignorar la
importancia del apoyo de las organizaciones de trabajadores para el
proyecto socialdemócrata, pese a algunas propuestas que sólo ven a
esas organizaciones como un obstáculo para su peculiar visión de la
"modernización". Con la crisis actual, al quedar desacreditado el
fundamentalismo del mercado, es posible ver con objetividad los
aspectos socialmente negativos del modelo que durante los últimos
veinte años se ha presentado como el único posible. Detrás de la
burbuja financiera que ha sido el detonante de la crisis estaba un
modelo desigual de crecimiento, que concentraba la riqueza en una
minoría, mientras se estancaban o disminuían los ingresos de la
mayoría. En este sentido, la socialdemocracia podría volver a estar de
actualidad, con su propuesta de creación de una sociedad cohesionada,
de crecimiento compartido y de apuesta por un futuro sostenible, para
cada país y para la sociedad global.