Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


A finales de la década de los sesenta, el terror era un género
encallado en el pasado, confinado a los autocines y las salas de serie
Z y despreciado por la crítica. "Sesión Sangrienta" cuenta la
sorprendente historia de cómo una mezcla de instinto comercial y
pasión personal alumbró una nueva y ambiciosa forma de arte.
Directores como Wes Craven, Roman Polanski, John Carpenter y Brian de
Palma revolucionaron el género en los años setenta, explorando sus
miedos más profundos para derribar tabúes e imprimir en las películas
de terror un realismo descarnado, un estilo combativo y una arista
política. Zinoman cuenta cómo estos rompedores cineastas dieron a luz
clásicos del cine como La semilla del diablo, Carrie, La matanza de
Texas y La noche de Halloween, creando un modelo de cine de terror que
luego ha sido imitado hasta la extenuación, alcanzando en raras
ocasiones su originalidad.
Esta nueva clase de cine prescindió del vampiro y el licántropo de
toda la vida y asaltó al público con retratos de asesinos en serie, el
lado oscuro de la familia tradicional y una clase nunca vista de
violencia nihilista. "Sesión Sangrienta" cuenta la sorprendente
historia de la génesis de estas películas, que hoy en día siguen
siendo incomprendidas incluso por algunos de sus fans más
incondicionales. Sus directores fueron jóvenes voluntariosos y a
menudo obsesivos que en muchos casos trabajaron fuera de los confines
de Hollywood y con presupuestos mínimos, y cuyo éxito dependió tanto
del conflicto creativo como de sus visiones personales. Hollywood
reparó en ellos cuando El exorcista se convirtió en la película más
taquillera del territorio norteamericano, y el terror no volvió a ser
el mismo. Basado en entrevistas con centenares de los artistas más
importantes del género de terror, "Sesión Sangrienta" es la
entretenidísima crónica de una época dorada, y enormemente influyente,
en el cine norteamericano

Otros libros del autor