Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


Las plantas podrían perfectamente vivir sin nosotros, en cambio
nosotros sin ellas nos extinguiríamos en un breve período de tiempo.
Es más, en el planeta Tierra existe tan sólo un 0,3% de vida animal
frente a un 99,7% de vida vegetal. Y sin embargo expresiones como
'vegetar' o 'ser un vegetal' indican en casi todas las lenguas unas
condiciones de vida reducidas a la mínima expresión. Cuando pensamos
en las plantas, nos sentimos tentados a atribuirles dos
características: inmovilidad e insensibilidad. Pero investigaciones
científicas llevadas a cabo durante los últimos cincuenta años han
demostrado que las plantas son sensibles (es decir que están dotadas
no sólo de los cinco sentidos que posee la especie humana sino de
hasta quince sentidos más), se comunican e intercambian información
(entre ellas y con los animales), duermen, memorizan, cuidan de sus
hijos, tienen su propia personalidad, toman decisiones e incluso son
capaces de manipular a otras especies. ¿Cómo negar pues que también
son inteligentes? Su capacidad para resolver los problemas que se les
presentan ha sido probada por los estudios más recientes. Este libro
se adentra en el fascinante mundo de las plantas desde el rigor
científico y al mismo tiempo usando un lenguaje accesible a cualquier
lector. Y pone al descubierto lo mucho que les debemos y, más aún, lo
mucho que aún nos pueden enseñar.