Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


Tal vez el más grande acto de valor del que somos capaces es el
de perdonarnos a nosotros mismos. De perdonarnos por todo lo que
hicimos y no deberíamos haber hecho; por todo lo que pudimos
haber sido y no fuimos; por todo lo que pudimos hacer y no hicimos. Lo
que necesitamos es tener fortaleza para reconocer la verdad, asumir
la responsabilidad, ser auténticamente humildes y trabajar por la
libertad para seguir adelante.
La persona o el evento que nos ha lastimado debe ser importante
solamente por el aprendizaje que nos deja, de ninguna manera debemos
quedarnos aferrados a esa experiencia, que lejos de traernos
algún tipo de ganancias, hace que el daño que padecimos nos
arrebate nuestros objetivos y metas hacia adelante. Si persistimos en
alcanzar esas metas, dejando el pasado atrás, superaremos
cualquier daño que se nos haya podido causar. La vida siempre
continúa. Imagínate a ti mismo conectado con esa
intención positiva, decide perdonar y saldrás adelante.