Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


«Tenía Baroja un gato, negro como el de los cuentos de brujas, y dos
abrigos. Uno oscuro, de paño, de diario, algo raído, y otro que
guardaba en el armario, gris, para las ocasiones especiales. Con él y
con un pañuelo de seda blanco al cuello, como el de un aviador de
biplano, grabó un día para el cine; los pasillos de la casa cruzados
de cables y las habitaciones cubiertas de esa luz homicida de los
focos. ¿Todo esto consumirá mucha electricidad, no?, preguntaba con
persistente racanería.»
Así comienza este retrato de Pío Baroja que Jesús Marchamalo y Antonio
Santos se han regalado mutuamente y que ahora es también un regalo
para nosotros.

Otros libros del autor