Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


La cuestión de las relaciones entre lo religioso y lo político ha
marcado profundamente la historia de los pueblos europeos. Para bien y
para mal, las estructuras políticas de la religión interactúan, a
menudo de incógnito, con las estructuras religiosas de la política,
produciéndose una especie de trasvase de los términos y
significaciones políticos a la religión y de las concreciones
religiosas a la política.
Los sistemas religiosos, que siempre son concreciones limitadas y
culturalmente determinadas de lo religioso, nunca se dan por
satisfechos con la dirección de la «vida espiritual» de sus fieles,
sino que también anhelan dominar la vida pública mediante, por
ejemplo, legislaciones y normativas acordes con sus intereses
particulares y grupales. Y, por su parte, lo político, siempre
actualizado por mediación de políticas concretas, nunca se da por
satisfecho con la simple administración de la «cosa pública», sino
que, de una manera u otra, siempre quiere incidir e influir
«religiosamente» sobre el foro íntimo de la conciencia de los
individuos para administrarla y dominarla.
No se trata, por consiguiente, de una simple presencia de lo
teológico-político en forma de mera yuxtaposición de lo teológico, por
un lado, y de lo político, por el otro, sino de la coimplicación de
ambos.

Otros libros del autor