Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


Cuando pensamos en el pasado de Europa, pensamos en la historia de
países que existen hoy -Francia, Inglaterra, España, Alemania, Rusia,
etcétera. Y los historiadores se suelen centrar en la historia de
países que todavía perviven. Pero la historia de Europa está plagada
de reinos, ducados, imperios y repúblicas ya desaparecidos que
tuvieron un papel predominante en su tiempo: el Reino de Aragón, que
llegó a dominar el Mediterráneo occidental; el Gran Ducado de
Lituania, durante décadas el país más grande de Europa; los sucesivos
reinos y ducados de Borgoña, cuya brillante historia tiende a
olvidarse; el reino imperial de Arlés, el Sacro Imperio Romano
Germánico, el Imperio Bizantino. O los más cercanos a nosotros, pero
que igualmente se desvanecieron, como los Reinos de Prusia, de Cerdeña
o de Galitzia, hasta llegar a Yugoslavia o la Unión Soviética. Este
libro estimulante y sorprendente, lleno de historias inesperadas,
observaciones y conexiones deslumbrantes, nos ofrece una perspectiva
original de la historia de Europa. Y nos recuerda que la nave del
Estado -según la memorable metáfora de Platón- 'no navega para
siempre. Las naves a veces capean las tormentas, a veces se van a
pique. En algunas ocasiones logran llegar al puerto para ser
reparadas; en otras, dañadas sin remedio, se desguazan, o se hunden,
cayendo bajo la superficie hacia una recóndita postrera morada entre
peces y percebes'.