Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


La trascendencia del fenómeno de naturaleza compleja que constituye la
contaminación atmosférica en las sociedades actuales es de tal
magnitud que se hace necesario el análisis de su regulación
jurídico-administrativa como sector clave del medio ambiente, toda vez
que la atmósfera es un bien común indispensable para la vida en la
Tierra respecto del cual todas las personas tienen el derecho de su
uso y disfrute y la obligación de su conservación. Y es que, por su
condición de recurso vital y por los daños que de su contaminación
pueden derivarse para la salud humana, el medio ambiente y demás seres
vivos y bienes de cualquier naturaleza, la calidad del aire y la
protección de la atmósfera han sido desde hace tiempo una prioridad de
la política ambiental.
Por ello, se hace indispensable el análisis del amplio repertorio de
instrumentos legales, articulados desde antaño tanto en el plano
nacional como regional e internacional, tendentes a hacer compatibles
el desarrollo económico y social con la preservación de este recurso
natural, lo cual se ha tornado en vital a medida que los procesos de
industrialización y de urbanización de grandes áreas territoriales han
ido provocando impactos negativos en la calidad del aire. Es este
pues el contexto en el que se ubica el importante acervo jurídico y el
conjunto de políticas y medidas que se han venido desarrollando en
materia de calidad del aire y de lucha contra la contaminación
atmosférica y que son objeto de pormenorizado análisis en este libro,
que asimismo considera las perspectivas de futuro en torno a la
protección del medio ambiente atmosférico.
La finalidad del presente estudio jurídico-administrativo sobre la
contaminación atmosférica pretende recoger y ensamblar la herencia
jurídica recibida, no sólo carente de sistematización, sino también
incompleta, dispersa y fragmentada, con el actual marco normativo
sobre la contaminación atmosférica, que involucra en la conservación
del medio ambiente atmosférico no sólo a las distintas
Administraciones Públicas, sino también a la sociedad en su conjunto,
aunque no con el carácter de unidad legislativa que sería deseable
para una regulación jurídica que intenta poner coto a un problema tan
trascendental como el de la contaminación atmosférica, dados sus
enormes efectos perjudiciales que se propagan rápidamente y de manera
continuada por todo el Planeta.