Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


En el año 2005, se creó en el seno del Ministerio de Justicia una
Sección especial
de la Comisión General de Codificación cuya misión era elaborar un
borrador
de nueva Ley de Enjuiciamiento Criminal. Esta Comisión no llegó a
concluir sus trabajos
habida cuenta los cambios producidos en la titularidad del Ministerio,
si bien
formuló una propuesta articulada que acogía los principales aspectos
del procedimiento
penal.
Cinco años más tarde se desconoce el destino que se dio a aquellos
trabajos,
si los mismos duermen en un cajón condenados al olvido o si se
entregaron a
las diferentes comisiones creadas por los Ministros que sucesivamente
han ocupado
aquel sillón o las constituidas en otras instituciones del Estado. Lo
cierto es que
una parte de los miembros de aquella Comisión han considerado positivo
dar a conocer
el contenido de algunas de aquellas propuestas con la finalidad de
abrir un
debate público acerca de ellas, ya que, a día de hoy, lo único que se
sabe con certeza
es que tampoco se promulgará una nueva Ley de Enjuiciamiento Criminal
en
esta legislatura y que todo seguirá en esa suerte de indefinición
legal que tanto favorece
a un determinado tipo de delincuencia.
Tal vez sea porque la ley procesal penal incide directamente en
sujetos
cuya impunidad se garantiza en mejor medida con una situación compleja
o por
simple irresponsabilidad, es lo cierto que nos seguimos, y parece que
por mucho
tiempo, seguiremos rigiéndonos por una ley decimonónica, completada
con una
jurisprudencia oscilante y excesivamente fragmentaria, como es propio
de su naturaleza
y más o menos proclive en sus planteamientos a la garantía o la
represión
según la clase de delitos y delincuentes imputados.
Es por ello por lo que el debate sobre un futuro proceso penal deviene
imprescindible,
y de ahí esta obra, que se apoya en un borrador de anteproyecto,
perdido
o ignorado, pero existente.