Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


Los recursos de la naturaleza son finitos, especialmente las energías
no renovables, lo que no parecen tener en cuenta muchos de los
responsables políticos y empresariales, así como parte de la
ciudadanía. El autor se pregunta si será posible mantener el sistema
de desarrollo industrial iniciado hace unos 200 años con la
explotación del carbón y, más tarde, del petróleo, del gas natural y
del uranio.El análisis de este libro se basa en datos de las grandes
agencias de la energía (la EIA, Energy Information Administration, del
gobierno de los Estados Unidos, y la IEA-AIE, Agencia Internacional
de la Energía, de la OCDE), así como en otras fuentes estadísticas
reconocidas a nivel internacional, convenientemente contrastadas y
reelaboradas.Los resultados contradicen muchas de las argumentaciones
oficiales. Muestran que la crisis energética será profunda y se
manifestará ya en la presente década: los recursos no se acabarán
inmediatamente, pero la escasez de la oferta ante el aumento de la
demanda cuestionará el paradigma del crecimiento continuo. Se sugiere
que la crisis financiera ha sido su preludio. La reducción energética
comenzará por el petróleo, lo que comportará la crisis del transporte,
el freno a las producciones globalizadas y, en última instancia, la
crisis alimentaria (también en los países desarrollados!). El cambio
climático (imparable según los datos) pondrá dificultades añadidas a
las necesarias readaptaciones.¿Qué papel podría tener Europa en el
futuro con sus recursos energéticos ya agotados?

Otros libros del autor