Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


La segunda instancia en el proceso penal y, en consecuencia, el
recurso de apelación que abre esta fase del proceso, es un tema que
tras años de estudio y discusión sigue estando de actualidad en
nuestro país y, me atrevería a decir, que en muchos países de nuestro
entorno. Esta actualidad viene marcada por el hecho de que más allá de
la consideración de la segunda instancia como instrumento
jurídico-técnico o como una nueva fase del proceso de declaración,
alcanza la categoría de pieza básica del enjuiciamiento criminal.
Además, y este es el eje central, hoy día, nuestro ordenamiento
jurídico aún no ha ofrecido una respuesta legislativa al hecho de que
no toda sentencia penal va a tener acceso a un recurso de apelación
que abra la segunda instancia. Desde la Ley Orgánica 19/2003, de 23 de
diciembre, de reforma de la LOPJ de 1 de julio de 1985, que marcó las
bases competenciales para la generalización de la segunda instancia
penal se han sucedido numerosos intentos de plasmar la declaración
programática de generalización que contenía la citada norma. En esta
obra se analiza el fenómeno de la segunda instancia penal desde
diferentes ópticas. La primera es un estudio del medio instrumental
que, de ordinario, ha abierto la segunda instancia, esto es, el
recurso de apelación. En segundo lugar se realiza un análisis de la
segunda instancia como nueva fase del enjuiciamiento y sus
posibilidades de configuración. Por último, se analiza la segunda
instancia penal en nuestro ordenamiento jurídico desde diferentes
ópticas que van, desde el análisis del derecho a la segunda instancia
penal y el actual estado de cumplimiento del mismo atendiendo a la
doctrina del Tribunal Constitucional, a la actual configuración de la
segunda instancia atendiendo al eje fundamental sobre el que ha
pivotado el asunto, esto es, la inmediación probatoria,
fundamentalmente desde la STC 167/2002, de 18 de septiembre. Además,
aunque aún no ha pasado a su tramitación legislativa, no hemos podido
obviar la existencia del Borrador del nuevo Código Procesal Penal el
cual se ha analizado en cada uno de los aspectos de esta obra.