Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


El libro está dirigido a todos los insafisfechos y frustrados con una
Iglesia obsesionada por la ortodoxia doctrinal,la regulación
sacramental y canónica precisa y sin fisuras. Un control riguroso
jerárquico puede llegar a ser una involución y hasta desconocimiento
de la tradición. No tiene por qué estar en peligro la comunión
eclesial. Unidad y pluralidad deben presidir el comportamiento
personal y comunitario de los cristianos en el mundo. La comunión
eclesial no reside en plegarse ciegamente a la Jerarquía sino en la
comunión con los pobres, para los pobres y como los pobres sin los que
no hay real comunión cristiana. La Iglesia tiene floja caridad si no
es así, aunque posea teóricamente una excelente profesión de fe y un
ministerio estructurado. Los evangelizadores no conocemos bien a la
gente y por eso fracasa la evangelización. El Vaticano 2º es el
Concilio de la libertad de conciencia formada. La última palabra la
tiene siempre el cristiano con elemental grado de madurez.