Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


Un estudio sobre el reaseguro marítimo se justifica de modo
relativamente sencillo ?por su obvia importancia práctica?, habida
cuenta que el valor de los buques modernos y sus cargamentos, y la
frecuencia de los siniestros asociados a los riesgos de la navegación,
podrían causar la ruina de las propias compañías aseguradoras que,
solas, hubieran de abonar las cuantiosas indemnizaciones a las que
tales siniestros pueden dar lugar, pues pocas pueden hacer frente, por
sí solas, a tales riesgos marítimos. Además, el reaseguro marítimo
plantea cuestiones y dudas que podrían ?acaso? desanimar a los
operadores jurídicos nacionales: para empezar, el predominio de las
compañías y «underwriters» ingleses, con la consiguiente atracción de
los contratos a la Jurisdicción inglesa; la relativa indefensión de
los asegurados, que, «prima facie», carecen de acción directa contra
el reasegurador, y ?por fin? las complejas relaciones entre Seguro
Directo y Reaseguro, que oscilan entre la independencia y la
vinculación, por la necesidad de que se produzca el siniestro cubierto
por el seguro directo, para que acaezca también el siniestro
reasegurado; relaciones que -a su vez- concitan temas como la
maritimidad del reaseguro [¿Puede ser marítimo el reaseguro, si el
interés que cubre no lo es? ¿Cuál sería el sistema de fuentes
aplicable, en tal caso?] o el entrecruzarse de ambos contratos, por la
inclusión de cláusulas como la «follow the settlements», «full
conditions», «claims control», etc.