Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


¿Los políticos nos manipulan? ¿Nos influyen? ¿O simplemente detectan
nuestras necesidades e intentan cubrirlas? ¿Usan la neuropolítica para
ello? En realidad los tres términos hacen referencia a lo mismo y lo
único que cambia es la connotación positiva o negativa que le queramos
dar. Los seres humanos tenemos una serie de necesidades que debemos
cumplir y tomaremos nuestras decisiones a favor de aquellas
alternativas que nos lleven lograr nuestro objetivo. Si algún político
o cualquier otro sujeto satisfacen nuestras necesidades con el
interés de influirnos o manipularnos, bienvenida sea esa manipulación.
Si ya hemos visto algunos de los métodos más utilizados para
conseguir tu voto, como los efectos goggle, halo, diablo y manada, lo
cierto es que el repertorio de técnicas utilizado para conseguir
influir en las decisiones de los demás es mucho más amplio. La
neurociencia y concretamente la neuroeconomía, una rama de la primera
para el estudio de toma de decisiones, está consiguiendo aflorar una
gran cantidad de métodos para influir en la elección de los votantes.

Otros libros del autor