Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro
  • QUE MAL REPARTIDO ESTA EL MUNDO... Y EL UNIVERSO, NI TE CUENTO
    EL CLUB DE LA COMEDIA

  • AA.VV
  • DE BOLSILLO
  • 2016
  • 01 ed.
  • Colección: BEST SELLER 1129

  • ISBN: 978-84-663-3197-5
  • EAN: 9788466331975

  • 232 páginas
  • RUSTICA

  • TEMA: BOLSILLO


  • Disponible

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


Un conjunto de monólogos desternillantes sobre la vida cotidiana con
la mejor maestra de ceremonias: Eva Hache.Qué mal repartido está el
mundo... y el universo, ni te cuento reúne los mejores monólogos de El
Club de la Comedia, el programa que presenta Eva Hache y que ha
cosechado un gran éxito de audiencia. Una mezcla genial de humor y
crítica para hablar desde la ironía más sutil de la pareja, de la
crisis, del inglés de los españoles, de las casas, de la familia, de
la ciencia, de los expedientes X, de los concursos, de los famosos,
del futuro... con el objetivo de pasar un buen rato.Actores, actrices,
humoristas y presentadores de la talla de Belén Rueda, Marta Torné,
Canco Rodríguez, Eva Hache, Miren Ibarguren, Luis Merlo, Nuria
González, Secun de la Rosa, Arturo Valls, Isabel Ordaz, Imanol Arias,
Alexandra Jiménez, Miki Nadal, Patricia Conde, Santiago Segura, Toni
Acosta, Amparo Baró, Antonio Molero, José Luis Gil, Pepa Aniorte,
Carmen Machi o Amaia Salamanca nos brindan un universo «mal repartido»
que sin embargo te hará partícipe de una realidad universal de todos:
la carcajada.Empieza a reír:«Qué bonitas son las cenas entre parejas,
esas que se hacen en casa con un montón de amigos y que acaban todas
igual: mal. Yo tengo una teoría: la forma más rápida de perder una
amistad entre adultos es jugando a algo.»«Yo no entiendo por qué la
gente se queja tanto de la crisis porque a poco que lo piensas
descubre que la crisis tiene un montón de ventajas... De entrada:
­como excusa es buenísima!, ­vale para todo!»«Acabo de ser padre, pero
aposta ¿eh? Mi primer hijo. Y es verdad lo que dicen: ser padre es lo
más maravilloso que hay en el mundo. Solo hay algo más maravilloso
que ser padre: no serlo.»