Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


Una hora antes de la medianoche del dia 18 de agosto de 1948, un
coronel ucraniano yacía muerto en una prisión soviética de Kiev. Había
sido espía en Viena, trabajando primero contra Hitler durante la
Segunda Guerra Mundial y, después, contra Stalin en los primeros años
de la guerra fría. Había eludido la Gestapo, pero no el
contraespionaje soviético. Un día, el coronel ucraniano dijo a sus
colegas que salía a almorzar y nunca más volvió a ser visto en Viena.
Fue secuestrado por soldados del Ejército Rojo, llevado en avión a la
Unión Soviética e interrogado más de lo que un hombre puede soportar.
Murió en el hospital de la prisión y fue enterrado en una tumba sin
lápida. Había nacido en 1895 en el seno de la familia más antigua y
grande de Europa. Descendiente de emperadores, se llamaba Guillermo y
era un príncipe Habsburgo. Su destino empezó a forjarse durante la
Primera Guerra Mundial, cuando decide aprender la lengua ucraniana y
ponerse al frente de las tropas ucranianas durante el conflicto. Desde
1918, trabajó para forjar la conciencia nacional entre los campesinos
y ayudó a los pobres a conservar la tierra que habían quitado a los
ricos. Se convirtió en una leyenda a lo largo y ancho del país: el
Habsburgo que hablaba ucraniano, el archiduque que amaba a la gente
corriente, el Príncipe Rojo. A través de la fascinante personalidad de
Guillermo, Timothy Snyder traza el enfrentamiento entre una idea de
Europa por encima de las naciones, la que durante seis siglos de poder
initerrumpido representaron los Habsburgo, y la idea de nación como
expresión de hechos inalterables del pasado antes que voluntad humana
en el presente, como la consideraban tanto nazis como soviéticos. Hoy
ninguno de ellos pervive, pero Europa sigue debatiéndose entre ambas
opciones. El Príncipe Rojo optó por la libertad de los pueblos y fue
juzgadoy sentenciado por los dos totalitarismos. Esta es su historia.

Otros libros del autor