Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


La Constitución de Cádiz contempló un único Consejo, el de Estado, que
se encargó de emitir dictamen ?no vinculante? en los asuntos graves
gubernativos y también a la hora de sancionar el monarca un proyecto
de ley de las Cortes o de declarar la guerra o concertar tratados con
otras potencias.
En este trabajo, para cuya confección ha manejado el prof. Gómez
Rivero fuentes manuscritas, se estudian las consultas del Consejo
sobre temas de Estado, Guerra, Hacienda y Marina, algunos tan
relevantes y, en ocasiones arduos, como fueron la suspensión de la
libertad de imprenta en Nueva España, el incumplimiento del manifiesto
de la Inquisición, afrancesados o el traslado de las Cortes y del
Gobierno desde Cádiz a Madrid así como la aprobación de los tratados
concertados con otras potencias extranjeras, el apresamiento de
buques, diferentes desestancos o la circulación de moneda francesa.
Las consultas, a causa de la cautividad de Fernando VII, se
resolvieron por la Regencia del Reino. Otros negocios que abordó el
Consejo, como las ternas para cubrir plazas de jueces y magistrados,
los de gobernación o de gracia y justicia, los trata el prof. Gómez
Rivero en otra monografía que se encuentra en vías de publicación

Otros libros del autor