Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


La apacible tranquilidad del rey Arturo se ve interrumpida por el
maestro de obras de Ricomonte y su cuadrilla. Ginebra opina que el
palacio ya va necesitando unas reformas y esto trae de cabeza al rey.
Y es que, como se suele decir, las obras se sabe cuándo empiezan pero
nunca cuándo acaban.Por si fuera poco, san Jorge se presenta en el
palacio de imprevisto, dispuesto a contar sus grandes hazañas contra
los más temidos dragones. Le sucederán varios matadragones con iguales
pretensiones, que invaden la tranquilidad del paciente rey Arturo.
Temblores de tierra, derrumbamientos y un dragón muy peculiar,
cambiarán la vida en el palacio.