Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


En el siglo xv, en el ocaso de un día de primavera, tres grandes
poetas se reunieron en el santuario de Minase para celebrar una de las
más bellas ceremonias de las que el mundo tiene memoria: la escritura
de un poema colectivo que, con los años, se convertiría en una de las
mayores obras literarias de la historia del Extremo Oriente. Estos
versos tenían como objetivo ser una ofrenda para un tiempo ya en
ruinas: el tiempo del antiguo esplendor político y cultural que nació
al amparo de la aristocracia japonesa. Frente a las ruinas del
esplendor aristocrático, el Minase no sólo se manifiesta como una
ofrenda, sino como el último esfuerzo por reconstruir aquella época en
donde la belleza, la sutileza y un código moral basado en la
dignidad, la rectitud y la justicia, gobernaban el mundo.