Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


Retrato de la pasión de un gran chef

"Las piñatas son artefactos grotescos de aspecto tenebroso. Pero si se
golpean lo suficiente con un palo, su capa externa se desgarra hasta
desfigurarse, derramando por el suelo su contenido de colorines".

Así describe Mauro Entrialgo la sección gráfica que tuvo diariamente
de 2007 a 2011 en el periódico Público: en total 1111 tiras llenas de
palos y colorines.



En Plétora de piñatas -constará de 3 volúmenes, recopilando la
totalidad de las tiras publicadas en Público-, Entrialgo observa y
disecciona lo que pasa en la calle, las discusiones de pareja, las
palabras que están de moda, las mentiras comunes, y saca a base de
palos lo desconcertantemente absurdo de las cosas más normales y
cotidianas que nos rodean.

Y es que ése es el sello de Mauro Entrialgo: fijarse siempre en la
parte escondida de las cosas, ver la otra cara de la moneda, dar la
vuelta a la tortilla, mirar hacia el otro lado.



Rafael Reig, el prologuista de la obra, lo analiza así: "Distraer es,
según el diccionario de doña María Moliner, apartar la atención de
alguien de una cosa haciendo que la fije en otra. Traerle o atraer su
mirada hacia otro lugar, hacia el sitio al que nunca se le habría
ocurrido mirar. Es en este sentido en el que Mauro consigue
distraernos. Seguí a diario la aparición de esta Plétora de piñatas en
Público y siempre lograba ofrecer una mirada nueva, distraer mi
atención, obligarme a mirar desde otro sitio y hacia otro sitio".

"Mauro tiene talento de bufón que se las arregla, en nuestra triste
corte de los milagros, para señalarnos achaques y defectos, manías e
incongruencias con gracia tal que no nos queda más remedio que darle
la razón y no tenérsela en cuenta". Juan Manuel Díaz de Guereñu

Otros libros del autor