Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


«Mi padre me compró en la ciudad por 365 francos. Eso es mucho dinero,
más aún por una niña que no tiene ojos en la cara. A mis padres se lo
oculté durante tanto tiempo como pude; si quieres convertirte en
hija, es preferible no destruir sus esperanzas nada más cruzar la
puerta. Eso nos lo inculcó la directora. En su casa no nos podemos
quedar: somos demasiados, tenemos que integrarnos con la gente. A los
que tienen los ojos bonitos, el pelo tupido y buena dentadura les va
mejor. A los demás nos conviene tener también algo en la cabeza; es el
órgano más importante, puede llegar a sustituir un brazo. Pero no
todos los seres humanos son iguales. En el caso de los padres, el
órgano más importante es la paciencia.» Así comienza la historia de
Picoverde, que, tras ser entregada en adopción, llega a su nuevo
hogar: una variopinta familia rodeada de vecinos y amigos inmigrantes
en la Suiza de los años setenta. La niña intenta comunicarse con todos
ellos gracias a una colección de palabras que clasifica en cajas de
cerillas. El grupo, del que también forma parte Jon, el estrafalario
abuelo adoptivo, deberá hacer frente a las dificultades cuando en un
armario aparece algo con lo que no contaba nadie.