Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


La pereza es culpable de males como la tristeza, la desesperación, la
ansiedad, la indiferencia, el aburrimiento o la depresión. Si bien en
la visión religiosa comenzó siendo un pecado capital, hoy día, en su
visión laica y moderna, se ha trasformado en una enfermedad
psiquiátrica. En distintas épocas este mal se ha representado con
diferentes caras en occidente. Desde la visión demoníaca en los
tiempos de los monjes medievales al spleen baudeleriano, de la
melancolía romántica de Leopardi al tedio de algunos personajes de la
literatura rusa como Oblomov o los antihéroes de Chejov, de la
angustia existencialista de Heidegger, Sartre o Camus al oscuro vacío
en la mente de los deprimidos de hoy en día que buscan ayuda tanto en
el psicoanálisis como en medicamentos psicotrópicos. Este viaje por
los estados del ánimo, que son semejantes pero no iguales, tiene como
hilo común una dolorosa y devastadora tentación; el desinterés por el
mundo y por los otros.