Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


Año 572. Después de sus exitosas campañas contra los bizantinos en el
sur, el rey visigodo Leovigildo pretende unir bajo sus leyes toda
Hispania y, para ello, deberá marchar con sus huestes hacia el norte.
Allí se asientan el reino germánico de los suevos, las temibles tribus
vasconas y, entre ambos, el estado embrionario de los cántabros, que
se mantiene independiente gracias a la inexpugnable ciudad de Amaya.
Tomás, un monje cántabro que en otro tiempo fue guerrero, tendrá que
enfrentarse a su pasado y a su hermano mayor, Necón, que será el
encargado de defender Amaya, y con ella Cantabria, del rodillo
visigodo.