Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


A lo largo de este año de 2013 se ha conmemorado, no solamente en
España sino que también en otras tierras de Europa y del Nuevo Mundo,
singularmente en aquellas que a lo largo de los siglos vinieron a
formar parte de la Monarquía Hispánica, el tercer centenario de la
firma en la localidad holandesa de Utrecht, en concreto el 11 de abril
de 1713, de unos tratados a través de los cuales se ponía fin a una
sangrienta contienda que se desarrolló tanto en tierras de España como
de Europa, y que hemos venido a conocer como Guerra de Sucesión
Española. Tras el fin de unas negociaciones en la que los embajadores
de Felipe V habían intentado emplear cierta agresividad, la posterior
firma de los Tratados vino a suponer múltiples pérdidas territoriales,
así como compromisos y obligaciones de otra naturaleza que ahora
había que asumir...
Con todo, y a través de la Paz de Utrecht, se conseguía por las
potencias europeas, con la evidente excepción de España y Francia, el
siempre deseado equilibrio, ya que Felipe V quedaba al frente de una
Monarquía ciertamente desmembrada, que limitaba sus posesiones a la
península Ibérica y los territorios de ultramar en América y Asia. A
pesar de ello, cuando se cerraba este difícil episodio para la
historia de España, la Monarquía Católica seguía Sin Ponerse el Sol.