Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


En 1885, un año después de haberse casado con Charles Walter Stetson,
Charlotte Perkins Gilman dio a luz a su hija, Katharine, y al poco
tiempo entró en una profunda depresión. El doctor Silas Weir Mitchell,
un reputado neurólogo a quien había acudido en busca de ayuda, le
diagnosticó agotamiento de los nervios y le prescribió una cura de
descanso, un controvertido tratamiento en el que era pionero. «Vive
una vida tan hogareña como te sea posible, realiza no más de dos horas
de actividad intelectual al día y no toques nunca más una pluma, un
pincel o un lapicero»: estas fueron las instrucciones que le dio el
médico a la autora. Durante unos meses siguió estos consejos, pero su
depresión se agravó, y, según sus propias palabras, se acercó tanto a
la frontera de la profunda ruina mental que llegó a vislumbrar el otro
lado. Solo haciendo caso omiso de los consejos del médico y volviendo
al trabajo logró recuperarse de su depresión. Esta experiencia la
marcó hasta tal punto que en 1890 escribió "El papel pintado
amarillo", un estremecedor relato que constituye una demoledora
crítica al tratamiento prescrito por el doctor Mitchell.

Otros libros del autor