Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


La ciencia forma parte de nuestra compresión contemporánea del mundo y
de nuestra esperanza en el futuro. Para algunos ha desplazado a la
religión, y los creyentes deben afrontar los desafíos planteados por
la ciencia. Sin embargo, pocos tienen un conocimiento científico
directo, sino que la impresión que en general se tiene de la ciencia
está más bien basada en el trabajo de los divulgadores, figuras
públicas que crean la imagen de la ciencia que llega a la gente común.
Además, las opiniones de estos intelectuales públicos sobre la
relación entre ciencia y religión son a menudo controvertidas,
personales, e incluso idiosincráticas. Sin embargo, son ampliamente
conocidas y percibidas por muchos como conclusiones autorizadas
derivadas de la ciencia. Oraculos de la Ciencia analiza los escritos
populares de los seis científicos que más han influido en nuestra
percepción de la ciencia. Los biólogos Stephen Jay Gould, Richard
Dawkins, y Edward O. Wilson y los físicos Carl Sagan, Stephen Hawking
y Steven Weinberg se han convertido en intelectuales públicos, que han
articulado una visión mucho más amplia de la ciencia y del papel que
debe jugar en la moderna visión del mundo, El prestigio científico y
la elocuencia literaria de estos pensadores se combinan hasta
transformarlos en lo que podemos llamar «oráculos de la ciencia».
Curiosamente, los principales «oráculos de la ciencia» son
predominantemente no creyentes, de manera que no reflejan la
distribución de las creencias religiosas en la comunidad científica.
Algunos de ellos son incluso hostiles a la religión, creando la falsa
impresión de que la ciencia como un todo es incompatible con la
religión. Karl Giberson y Mariano Artigas ofrecen una crítica
informada de las visiones de estos seis científicos, distinguiendo
cuidadosamente ciencia de religión en sus escritos. Este libro será
bien recibido por aquellos que están preocupados por el tono del
discurso público a propósito de la relación entre ciencia y religión y
retará a otros a examinar de nuevo sus propias ideas preconcebidas
sobre este tema tan crucial.