Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


Si la información se aplaza, se manipula y se utiliza torticeramente,
el proceso se vicia y se convierte en una trampa. El fin de la
información es estar informados. Esta es una obviedad que hay que
repetir constantemente. ¿Y para qué debe uno estar informado? Entre
otras razones, para poder tener un criterio lo más cercano posible a
la verdad que permita... elegir mejor.
Una colección de textos escritos con inteligencia y precisión al
alcance de los profesionales del tema, los estudiantes y el hombre de
la calle.