Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


Un abecedario que traza un fino retrato de la sociedad rusa.





Diciembre de 1991 supuso el fin de la URSS, la Rusia inventada por los
bolcheviques: en un abrir y cerrar de ojos desapareció la realidad
que el país conocía. Se acabaron la cortina de acero, los ideales
socialistas, la penuria crónica... emergió una sociedad abierta, de
contrastes, las calles cambiaron de aspecto, las palabras de sentido,
terminó la animosidad ante Occidente y, de puertas adentro, una mezcla
de autogloria y resentimiento que dice mucho sobre la dificultad para
reinventar Rusia.





Raros son los que consiguen tender una pasarela sobre el abismo que
separa la URSS de esta nueva Rusia, pasado y presente, dando sentido a
uno y otro. Katia Metelizza (1968) ocupa un lugar privilegiado entre
ellos.





La identidad de la cultura rusa ¿de qué está hecha? La autora tiene el
don de recuperar esos detalles de la vida cotidiana que a primera
vista parecen frívolos o prosaicos pero que en realidad dicen más
sobre la mentalidad, las tradiciones, las relaciones sociales de los
rusos que los mejores analistas internacionales. Cada una de las
veintiséis historias presenta con humor y finura una faceta de la
nueva Rusia, creando un verdadero panorama de la sociedad
postsoviética.



Katia Metelizza reinventa el alfabeto ruso para el mayor placer de sus
lectores: A de Aterrizando, B de Bol de sopa, ... Z de