Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


Lope tuvo que reconocer la ejemplaridad de las novelas cervantinas,
por más a regañadientes que lo hiciese, en el sentido de que el único
modelo a seguir en España, el único que él puede recordar y citar es
Miguel de Cervantes. Para escribir novelas cortas había que modelarse
en las de Cervantes, que en este sentido eran ejemplares. Detrás de
Cervantes, en España, no había nada. Y esto lo sabía muy bien el manco
sano, como lo demuestra cada línea del prólogo que él puso a sus
novelitas. (De la Introducción de Juan Bautista Avalle-Arce)

Otros libros del autor