Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


Imaginar un mundo gobernado por el derecho, por leyes iguales para
todos, es hoy, como en otras épocas, pensar una utopía. Sabemos que la
norma internacional carece de la fuerza coactiva que sería precisa
para extender el principio de legalidad más allá de nuestras fronteras
y que las relaciones internacionales, ahora como en el pasado,
reflejan fielmente la correlación de fuerza de los distintos países
que conforman la comunidad internacional. Tal vez no pueda ser de otra
manera. Algunos juristas sostienen que pertenece a la identidad de
las diversas naciones la defensa de sus intereses o la aspiración a su
supervivencia.
Sin embargo, las difíciles relaciones internacionales, los perennes
conflictos armados o las enormes desigualdades entre las poblaciones
que viven en las diferentes zonas del planeta obligan, una y otra vez,
a pensar en esa utopía, en una norma mundi que gobierne la sociedad
internacional y sirva para superar la violencia de las relaciones
entre los distintos países. Estamos obligados a preguntarnos por el
lugar que el derecho ocupa o debe ocupar fuera de las fronteras del
Estado y a contabilizar las pequeñas conquistas en la construcción de
un espacio jurídico internacional como pequeños pasos hacia ese sueño
de legalidad supraestatal.
Derecho y fuerza, poder y legalidad son los polos de una tensión que
aparece siempre que se pregunta por la norma mundi. En este libro el
lector encontrará las diferentes maneras en las que algunos de los más
importantes filósofos y juristas contemporáneos han intentado
resolver esa tensión. Un relato sobre la búsqueda de la norma mundi
que se desarrolla sobre la terrible historia de violencia del siglo xx
y el tormentoso principio del siglo XXI y, al final, una defensa del
derecho internacional sobre la política de fuerza.