Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


Podemos conocer la historia de las sociedades través de las biografías
de las personas significativas que viven en ellas: científicos,
filósofos, escritores, políticos, artistas... Sin embargo, no hay
muchos libros informativos para niños dedicados a explicar la historia
de los países a través de sus protagonistas: Rosa Blanca (Lóguez), El
autobús de Rosa (Barbara Fiore), El viaje de Darwin (Juventud) o Los
Beatles (Ekaré) son algunos de los ejemplos en los que a través de la
figura de alguien famoso a anónimo los niños pueden conocer no los
grandes acontecimientos, sino el día a día de un tiempo histórico
relevante.En esta línea se podría inscribir este libro dedicado a
Nelson Mandela. Con unas increíbles ilustraciones naturalistas que,
junto a un tratamiento cinematográfico de las imágenes, nos ofrece un
recorrido vivo y expresivo por los momentos más significativos de la
vida de este activista, decisivo en los cambios sociales de
Sudáfrica.Pero el libro con una escritura algo lacónica y
simplificada, que parece buscar una cierta distancia con los
acontecimientos, trasmite una vez más, la imagen del mito de Mandela.
Se obvia lo que significa la lucha colectiva (antes y después de
Mandela) y se profundiza poco en el verdadero significado del
apartheid, que se ejemplifica diciendo que las playas, los teatros y
los parques eran solo para europeos. Con estas limitaciones, el libro
es una apuesta interesante por ofrecer a los niños la historia contada
desde sus protagonistas a través de unas imágenes llenas de fuerza.Un
libro muy interesante para debatir en casa, en la escuela o la
biblioteca. En cualquier lugar donde un adulto pueda explicar que los
héroes tuvieron muchos compañeros anónimos que los acompañaron y que
sin la fuerza del grupo los cambios no son posibles.