Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


El muchacho listucu que en los años cincuenta pastoreaba ovejas en las
laderas de Peña Labra se convertiría en 2003 en presidente de
Cantabria. Esta es su historia. Y nos la cuenta con ese estilo único
que lo ha hecho popular y querido, con sentido del humor y
naturalidad.Miguel Angel Revilla nos dibuja una España de penuria y
esfuerzo que ya no existe. Y relata con viveza cómo, con tesón,
animado por el amor a la tierra que lo vio nacer, consiguió alcanzar
las más altas responsabilidades. La semblanza que traza en estas
páginas de personalidades como el rey Juan Carlos, José María Aznar,
José Luis Rodríguez Zapatero o Emilio Botín huye de lo convencional y
nos descubre la cara más humana y terrenal del poder. Pero Revilla
describe también, de forma hilarante a veces, sus relaciones con los
taxistas, sus «meteduras de pata» en la boda del Príncipe Felipe, su
colaboración con Andreu Buenafuente?Cuando aborda los temas que más
preocupan, no se muerde la lengua: fustiga con dureza a los «listos»
que han provocado la crisis económica y denuncia con crudeza y sin
reservas a quienes han enfangado una actividad tan noble y vocacional
como la política.Pocos dirigentes, y menos aún en activo, se han
atrevido a un ejercicio de sinceridad como el que recorre estas
páginas. Pocos son los que tienen la chispa y la habilidad narradora
de Miguel Angel Revilla.