Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


Nadar vuelve con una obra con la crisis como referente temático
determinante, tras su sorprendente ópera prima, Papel estrujado
(Astiberri, 2013). Es siempre la misma historia, y sin embargo,
siempre nueva: cada generación debe aprender a vivir en un mundo a
caballo entre lo viejo y lo nuevo, en permanente cambio, en constante
reinvención. Muchos caminos, apenas andados, quedan truncados y las
expectativas y los sueños se funden con el miedo hasta casi
desaparecer y convertirse en una sombra. Pero una vez más nos vemos
obligados a adaptarnos, a olvidar y aprender, aunque sea peor de lo
que pensábamos. A marchas forzadas, como sea, vivir lo es todo, y
renacer una promesa siempre en el horizonte.
Los tres relatos que componen este libro hablan de esta interrupción,
la que vivimos hoy en día, donde se ha dilapidado el futuro de una
generación y ha dado pie a un nuevo mundo donde las reglas del juego
han cambiado, donde ya no vale la pena escrutar el pasado para
conseguir respuestas o consuelo. Carlos, David y Sara juegan sus
cartas y apuestan fuerte, tratan de ser felices, de vivir y seguir
adelante.
Subraya el escritor Isaac Rosa en el prólogo que Nadar da cabida en El
mundo a tus pies a "un malestar que no sabemos nombrar (pese a los
brillantes diálogos de Nadar), y que a veces asoma en forma de
tristeza, otras de asco, dolor, envidia. Hay resentimiento, mucho
resentimiento: hay resentimiento de clase, aunque ya no hablemos de
esa lucha de clases que no sólo continúa, sino que la vamos perdiendo
por goleada. Hay incluso resentimiento intergeneracional hacia tus
padres, que te prometieron un futuro que no era éste. Hay rabia, hay
estallidos de furia y ganas de guillotina a la vez que resignación por
no ser capaces de cambiar nada".
Pero reconoce el propio Rosa que en El mundo a tus pies, "obra tan
lúcida como tierna, hay todo eso, pero también ráfagas de esperanza,
un grupo de mujeres y hombres que buscan su lugar en el mundo y se
resisten a aceptar que el futuro era esto. Que quieren algo más que
redecorar sus vidas, que no se conforman con viajes baratos, ropa
barata, muebles baratos y sueños baratos al alcance de sus sueldos
baratos. Y que cualquier día, cuando descubran que el futuro era un
engaño (otro más), empezarán a construir uno propio".

Otros libros del autor